¿Sabías que los colores cálidos en el hogar hacen que tu espacio te proporcione sensación de confort? ¡Descubre algunos trucos e ideas para que puedas conseguir un salón acogedor y cálido! 

En primer lugar, decirte, que para convertir tu salón en un espacio lleno de confort, no necesitas gastarte un dineral ni hacer grandes cambios. Simplemente basta con agregar algunas ideas simples y sustituir algún elemento que otro.  

¡Vamos alla! 

  • Las paredes, el elemento fundamental: 

Si estás en el momento que quieres darle un lavado de cara a tu casa, este punto es fundamental para conseguirlo. Pinta las paredes de tu salón con todos muy cálidos, de tal forma que la temperatura del ambiente aumentará. Los colores como el tostado, marrón o el amarillo, pueden ser tus mejores aliados. De esta manera, potenciarás la luminosidad y conseguirás un entorno más acogedor.

 

  • Busca textiles que abriguen: 

Algo a tener en cuenta es la decoración que envuelve tu salón. Por ejemplo, cambiando los cojines del sofá, conseguirás mucho con muy poco. Eso sí, el tono de tu sofá también influirá en gran medida. Apuesta por los tonos dorados, color tierra o tonos mostaza. En el caso de las cortinas, también podemos optar por este tipo de colores. Recuerda, unas cortinas gruesas, dará una mayor sensación de resguardo. Eso sí, no te pases de grosor, ya que si no hará que no entre la luz en su totalidad.

Por otro lado, otra pieza clave sería los tejidos de terciopelo, los cuales añaden una gran calidez. Un claro ejemplo sería una buena manta o una alfombra. 

 

  • Añade alfombras a tu espacio: 

Otro recurso a tener en cuenta que subirá la temperatura de tu salón será poner una alfombra. ¡Apuesta por las alfombras de lana y mullidas!

La alfombra es fundamental que esté en sintonía con la decoración del salón (muebles, textiles y complementos). 

Como consejo, te decimos que elijas una alfombra lisa, siendo la base para añadirle a tu decoración otros colores y estampados. 

 

  • Aporta calidez con los mueble

Sabemos de sobra que los muebles no son un elemento que se cambia muy a menudo, pero desde aquí, te vamos a enseñar formas de aportar calidez y luminosidad al salón a través de los muebles. 

Apuesta por tonos marrones y maderas naturales. La madera es la estrella de los materiales cálidos. Además, es el comodín perfecto porque encaja en todos los estilos y combina con cualquier material: hierro, microcemento, piedra, mármol…

Además, puedes optar por las fibras vegetales, una alternativa económica que le dará un toque natural y cálido a tu casa. 

  • Ratán: Material muy duro, ideal para pufs y sillones. Además, puedes lavarlo con agua sin ningún problema. 
  • Mimbre: Ideal para lámparas, ya que aporta una luz muy cálida. 
  • Bambú:  Material ligero y resistente. 

 

¿Quieres ver un ejemplo? ¡Nuestra colección Star

La originalidad de las estructuras metálicas de la mesa de comedor Star, combina los elementos más actuales y novedosos con los de pura tendencia como el Rattan.

¡Vamos! Pon en práctica todos nuestros consejos y dinos qué tal ha ido la “min-reforma”.